Filtrar

Las mantas para caballos son uno de los complementos esenciales para tu equino. Diseñadas para proteger al equino del clima y de factores externos.

Tipos de mantas para caballos que puedes encontrar:

Manta de cuadra: se usan en caballos que permanecen en los establos. Son acolchadas para proporcionar comodidad y calidez al animal.

Manta de verano: se utilizan en las temporadas intermedias, incluida la primavera y el otoño. Permiten que tu caballo se adapte gradualmente a las variaciones la temperatura ambiente.

Manta de exterior: en invierno, los caballos que viven a la intemperie deben estar más protegidos que otros. El pelaje invernal les da una primera protección, pero es mejor equiparlos con una cubierta adecuada.

Mantas con cubre cuello: este tipo protege todo el cuerpo del equino, especialmente durante el intenso frío de invierno. El cubre cuello de la manta puede ser fijo o removible.

Mantas  impermeables: perfectas para uso en exteriores. Se elaboran con una capa exterior hecha a menudo de poliéster con una alta impermeabilidad.

Mantas anti moscas: protegen al animal de los ataques de insectos, como moscas y mosquitos. Tienen forma de una malla finamente perforada, para evitar que los insectos se posen directamente sobre la piel del caballo.

Manta riñonera: se utilizan para proteger los riñones del caballo durante los ejercicios. Es fácilmente desmontable sin tener que bajar del caballo, lo que permite quitarla rápidamente en medio del entrenamiento.

Manta de secado: sirve para secar al animal absorbiendo la humedad para evitar que se enfríe. Además de su capacidad de absorción, la de secado también permite que la piel del caballo transpire.