Filtrar

Las riendas tienen como función principal indicarle al caballo el momento en el que se debe detener o cambiar de dirección. Son unas tiras largas elaboradas en cuero que se unen en cabezada a cada uno de los lados de la cabeza del animal y se extienden por su cuello hasta llegar a las manos del jinete.

Deben tener características específicas, entre ellas las correctas medidas de largo y ancho para un buen agarre cuidando tu seguridad y la del animal.

Tipos de Rendas para Caballos:

Correctoras: Se emplean para corregir y mejorar la postura de la cabeza del caballo.

Riendas Simples: son las más comunes y usadas por los amantes de la equitación. Las cerradas son confeccionadas en una sola pieza principalmente en cuero, lo que hace que sea más fácil de retener. Mientras que las separadas son elaboradas en dos piezas y una de ellas gira sobre la otra.

Las riendas de competición y atracción: son largas, porque se amarran en la brida y se unen a la silla de montar, para después devolverse al jinete, a quien le permite controlar los movimientos del caballo.

Las riendas dobles: este tipo se emplean con las cabezadas de doble rienda.

Es importante que el jinete cuente con las riendas correctas para lograr la mayor seguridad.